SÍGUEME EN LAS REDES SOCIALES:

Lo que valora un gestor de proyectos de un traductor

Lo que valora un PM de un traductor

Si alguna vez has trabajado como gestor de proyectos de traducción (Project Manager) seguramente estarás de acuerdo conmigo en aquello que más se valora de un traductor y que lo convierte en alguien con quien contar siempre que sea necesario. Tu relación con los gestores de proyectos forma parte de tu marca personal, es importante construir una relación satisfactoria para ambas partes con el objetivo de que valoren tanto tu trabajo como tu forma de trabajar. Esto es lo que más valoro, como gestora de proyectos, de un traductor con el que trabajo:

RAPIDEZ EN LA RESPUESTA

Generalmente los plazos con los que se trabaja en este sector no son muy amplios, más bien todo lo contrario, y cuando necesito conocer la disponibilidad de un traductor para un determinado proyecto valoro muchísimo el hecho de que conteste a la mayor brevedad posible ya que eso hace que yo también pueda ofrecer esta rapidez en la respuesta al cliente final (tanto para confirmarlo como para rechazarlo, porque muchas veces queremos dar a entender que si no contestamos es que no estamos disponibles y esto no da, en absoluto, una imagen profesional). No miento si digo que la rapidez de respuesta tanto antes, durante, como a la finalización del proyecto es una de las aptitudes más valoradas por los PM. ¡Contesta lo más rápido posible a tu PM!

Como alternativas a no estar 24h mirando el correo, te sugiero la lectura de esta entrada de Pablo Muñoz «5 reglas de oro para traducir más y pasar menos tiempo en el correo». Como consejo adicional, recomiendo que si estás fuera de casa, estás traduciendo, o haciendo cualquier otra cosa durante tu jornada de trabajo dejes un mensaje automático indicando cómo puedo localizarte si necesito algo urgente (tu número de teléfono, tu ID de Skype, etc.) o indica cuándo podrás responder a mi mensaje. Y por supuesto, ¡contesta al teléfono si es horario comercial o devuelve la llamada en cuanto puedas!

También es importante que si te vas de vacaciones lo avises con tiempo o al menos dejes un mensaje automático para que tanto el PM como el resto de tus clientes sepan por qué no contestas a sus correos.

LEE LAS INSTRUCIONES

Si tu PM te manda unas instrucciones junto con el encargo de traducción es para que:

a) Las leas detenidamente antes de aceptar el proyecto.

b) Preguntes si tienes alguna duda antes de comenzar y durante el proceso de traducción.

c) Las sigas o muestres tus sugerencias antes de tomar una decisión por tu cuenta.

Me pasa a diario que algunos de los traductores o locutores con los que trabajo me envían los proyectos sin haber seguido las instrucciones aún habiéndomelas mandado firmadas (¡firmadas!). El no seguir las instrucciones conlleva una pérdida de tiempo tremenda tanto para ti como para el gestor del proyecto. ¡Lee las instrucciones y sobre todo síguelas! ¡Y no se te ocurra firmar algo que no has leído!

PREGUNTA, PREGUNTA, PREGUNTA

Que preguntes dudas y hagas consultas antes o durante la ejecución del proyecto no da la impresión de que no eres profesional sino todo lo contrario. No temas a preguntar cualquier duda, por ridícula que te parezca, porque de esta forma la calidad del texto final será la que tiene que ser y la que esperan de ti tus clientes. No sabes la de veces que los clientes me muestran su alegría al ver que les hacemos preguntas tanto nuestras como de nuestros traductores, saben que nos estamos volcando en su proyecto.

Cualquier duda no resuelta se convierte en un posible error que ha sido posible solucionar antes. Los PM están, o deben estar (hay de todo en la viña del Señor), disponibles para responder cualquier duda y solucionar cualquier incidencia, por lo tanto si tú haces tu trabajo invita al PM a que haga el suyo.

Y sobre todo, no envíes tu lista de dudas a la entrega del proyecto. Ten en cuenta que los plazos son ajustados y si envías las preguntas al entregar la traducción el margen de maniobra de tu PM va a ser mucho menor. Es cierto que a veces surgen dudas al revisar el documento, eso es normal y totalmente admisible, pero que no sea la lista de dudas que te han surgido durante todo el proceso. ¡No dejes de preguntar cualquier duda y exige una respuesta!

COLABORA EN LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO

Si mientras estás trabajando en un proyecto detectas algún error en el texto origen, o algún error con un archivo, etc. comunícalo lo antes posible a tu PM aunque tú sepas cómo solucionarlo por tu cuenta porque posiblemente otros traductores estén trabajando hacia otros idiomas con esos mismos textos y si lo comunicas rápidamente a tu PM, e incluso le das una posible solución, estará eternamente agradecido porque podrá comunicarlo a los demás a tiempo. ¡Colabora en el proyecto!

OFRECE SOLUCIONES SI NO ESTÁS DISPONIBLE

Si un PM suele contactar contigo a menudo para encargarte trabajos de traducción es porque confía en ti. Haz lo mismo con él/ella. Si por algún motivo no estás disponible para realizar el encargo que te solicitan o no es de tu especialidad ofrece una alternativa (proporciona referencias de otro traductor que esté disponible o subcontrata tú mismo a otro traductor informando de ello a tu cliente). Busca entre tus contactos aquellos profesionales de más confianza que estén especializados en aquellos campos en los que tú no lo estás y cuenta con ellos cuando tú no puedas hacerte cargo de un trabajo. No tengas miedo a que dejen de trabajar contigo. Para un PM «vale más traductor en mano que ciento volando» y sabrá que contando contigo siempre podrá responder a las necesidades de sus clientes de una forma u otra. En general, aunque tú des contactos de compañeros, el PM volverá a ti porque eres la persona en quien confía, quien le ha solucionado problemas y ayudado cuando ha sido necesario. Si no es el caso, ¿realmente te interesaba esa empresa? ¡Ofrece soluciones a tu PM!

CUMPLE CON RIGUROSIDAD LOS PLAZOS DE ENTREGA

Qué decir de esto. Lo peor que puedes hacer con un cliente/PM es no cumplir el plazo de entrega establecido. Puede significar hasta que no vuelvan a llamarte nunca más (seguramente ocurra esto en el 99% de los casos). Es la ley básica por excelencia en el sector de la traducción. Si por algún motivo, que puede haberlos, no puedes entregar a tiempo el proyecto busca rápidamente una solución y ofrécele una alternativa a tu PM. Aquí volvemos al tema de las instrucciones. Muchas veces no se pueden cumplir los plazos porque no se estudió el proyecto ni se leyeron con detenimiento las instrucciones antes de confirmar la disponibilidad. No dejes que ocurra eso, haz todo lo que esté en tu mano para asegurarte de que te puedes encargar de un proyecto y cumplir los plazos. Si después surgen imprevistos, que puede surgir alguno, ya es cuando debes poner en práctica otras alternativas. ¡Cumple los plazos de entrega!

MANTÉN INFORMADO A TU PM SOBRE TU FORMACIÓN Y EXPERIENCIA

Cualquier cambio que se produzca en tu formación o experiencia debe ser inmediatamente comunicado a tu gestor de proyectos. En una ocasión, llevaba tres años contando con un traductor cuando me enteré por casualidad (redes sociales) que había adquirido formación en una especialidad en concreto que me interesaba. Si lo hubiera sabido seguramente hubiera contado con él para esos trabajos. Así que mantén informado al PM sobre tu experiencia y formación para que sepa en qué tipo de proyectos puede contar contigo.

ESPÍA A TU PM

Con esto no quiero decir contrates a un detective. Pero sí que te fijes en qué herramientas prefiere usar y de qué forma suele trabajar. En general los gestores de proyecto se intentan adaptar a los traductores y hacerles la vida más fácil (lo se, no siempre es así), pero no sabes lo que se agradece que un traductor entienda tu forma de trabajar y se adapte, en cierta medida, a ella. Me refiero a detalles pequeños que a ti no te van a suponer mucha molestia pero que cuando un PM está trabajando en un mismo proyecto con diez traductores a la vez se agradece enormemente. Por ejemplo, si el PM te envía los archivos por Dropbox, no se los devuelvas por Wetransfer, usa Dropbox porque tu PM lo usa por algo. Si tu PM siempre utiliza un FTP aprende a utilizarlo. Si te envía un correo electrónico con un asunto determinado, no lo cambies porque seguramente el PM usará ese asunto para filtrar los correos de ese proyecto y si lo cambias le ocasionarás pequeñas molestias (xD). Si el PM suele contactar contigo a través de Skype porque le parece más rápido, igual también prefiere que si tienes dudas le escribas directamente por ahí para no saturarle el correo (pregunta, pregunta, pregunta). Son detalles sin importancia pero que demuestran que te interesas por el trabajo del PM y que también lo valoras. ¡Conoce a tu PM y haz que te conozca a ti también!

INFORMA SOBRE EL ESTADO DEL PROYECTO

Si estás trabajando en un proyecto largo o que se va a alargar unos días, informa a tu PM sobre el estado del mismo de vez en cuando, por ejemplo «Te escribo para informarte que he realizado la mitad de la traducción y que de momento no tengo ninguna duda». Es cierto que estar pendiente de esto es parte del trabajo del PM pero te lo agradecerá, sobre todo cuando está gestionando un proyecto con varios traductores. ¡Mantén informado a tu PM!

NO DES NADA POR HECHO

Con esto me refiero a la forma de comunicarte con tu PM o con tu cliente. No escribas un correo electrónico o llames por teléfono sin dar la información completa o la referencia del proyecto sobre el que vas a preguntar. Es decir, no escribas al PM para preguntar «¿Qué tal va el proyecto?», porque tu PM seguramente te contestará «¿Qué proyecto?». Da más información y referencias: «¿Puedes informarme cómo va el proyecto del manual de maquinaria del que hablamos el miércoles pasado con referencia 758A?». Esto sirve también para enviar una factura (pon las mismas referencias que te ha dado el PM para que sea fácil buscar cualquier archivo del proyecto y no volver locos a los de contabilidad), para preguntar dudas, informarte sobre el estado de un proyecto, etc. Ten en cuenta que no eres el único traductor que trabaja con ese PM y que así estás ahorrándole tiempo (e incluso a ti mismo). ¡Mantén siempre las referencias de los proyectos!

SIN CALIDAD, TODO LO ANTERIOR SE ANULA

Por supuesto, si sigues todos los consejos anteriores pero tu trabajo no es de la máxima calidad perderás toda la confianza que hayas podido ganar. Esto depende de tu formación, experiencia, ética y profesionalidad en aceptar o rechazar encargos que no son de tu especialidad o con los que no tienes la suficiente confianza. Que rechaces trabajos no hace que un PM no vuelva a contactar contigo, todo lo contrario, estará plenamente seguro de que cuando lo aceptes será porque puedes dar máxima calidad. ¡Entrega siempre la máxima calidad!

En las próximas entradas quiero comentar estas situaciones desde el punto de vista contrario: lo que valora un traductor de un PM. Es obvio que es un tándem que no llegará a su destino si una de las dos partes deja de pedalear o hace que el otro tenga que pedalear más fuerte.

Y tú, ¿qué opinas sobre este tema? ¿Añadirías algo más a esta lista? Seguro que sí, ¡espero tus comentarios!

Lo que valora un gestor de proyectos de un traductor

By Elena Fernández Visit author's website

Traductora, empresaria y emprendedora. Este blog es mi ventana al mundo y espero que la ventana para aquellos que deseen emprender y mantenerse en el sector de la traducción y la interpretación por cuenta propia.
  • astratrans

    Muy buen artículo, Elena, me ha encantado. No se me hubiese ocurrido enviar un correo al PM informándole sobre el avance de mi traducción (tendemos a esperar a que nos pregunten ellos, ¿verdad?) o de un curso nuevo que acabo de terminar, por ejemplo.

    A medida que leía pensaba “estaría bien un artículo desde el otro punto de vista, el del traductor con respecto al PM”. Me alegro de que ya lo tengas en mente y espero su publicación con muchas ganas.

    ¿Te puedo sugerir otro posible tema para un futuro artículo? Me gustaría saber más sobre el ciclo de una traducción desde el punto de vista de una agencia, desde que recibís el encargo del cliente hasta que le devolvéis el texto traducido. Ahí lo dejo 😉

    Enhorabuena por el artículo y muchas gracias.

    • Devadip Translator

      ¡Hola!

      Muy buena. Es difícil aglutinar todas las vicisitudes de un gestor de proyectos y creo que has plasmado casi todo.

      Es muy difícil mantener contento a un PM. Todavía peor si debes tratar con varios PM en un mismo proyecto o para diversas traducciones, pero dentro de una misma agencia, ¿verdad? Como todo en la vida, cuantas más personas entren en juego, más complicado se vuelve el asunto.

      Creo que una de las claves (quizá lo destaco porque es mi caso) está en haber sido ambas cosas. Si has sido o eres gestor de proyectos y también eres traductor será algo más fácil. Sabrás, por ejemplo, que aunque mantener el nombre de archivo te parezca una bobería (traductor), es muy importante para el gestor de proyectos. Y también lo será para el traductor para encontrar ese archivo o para facturarlo luego.

      Pregunta, pregunta, pregunta… Va unido al apartado de espía a tu PM. Si notas que a tu PM, le toca las narices que estén preguntando tanto, quizá sea mejor guardar todas las preguntas para el final. Desde luego, atender varias preguntas sueltas del traductor, no suele gustar a un gestor. Por eso, recomendaría siempre esperar al final, no solo porque el mismo texto te puede responder, sino también porque llenarás de trabajo al PM. Y no le va a gustar. Sobre todo, si el gestor no es traductor y no tiene mucha idea sobre sus dificultades, no va a agradecer las preguntas. Puedes caer mal por preguntón, aunque lo ideal es no quedarte sin saber o con dudas. No descubro nada que no supieras/supiéramos, claro.

      Una de las grandes ventajas de ser traductor, intérprete o revisor es que sueles trabajar a tu aire. Hay algunos gestores que están demasiado encima. También hay traductores muy pasotas. De todo, como siempre.

      Como dice Ana, también convendría hacer una entrada sobre cómo ve el traductor a un gestor de proyectos. Sobre esto, les remito a un artículo de mi blog: http://devadiprivero.com/2013/05/14/como-detectar-a-un-cliente-directo-algunas-razones-para-odiarlo-o-amarlo/

      En esa entrada traté cómo ve un traductor a un cliente directo. En realidad, también se plasma cómo ve un traductor a los clientes en general (agencias incluidas).

      En resumen, muy buen artículo. Faltan entradas así para que la traducción e interpretación (y lo que conlleva cada una) salgan de casa o de cabina, de la habitual soledad de tu despacho y no solo el traductor con experiencia o con cierta experiencia conozca estos casos. Así los que empiezan pueden saber de qué va esto.

      Gracias por la entrada. 🙂 Nos vemos en la próxima.

      Un saludo,

      Devadip -> @TraductorJur

      • ¡Hola, Devadip!

        Muchas gracias por tus comentarios y por pasarte por aquí. 🙂 Precisamente trabajo como traductora y como gestora de proyectos por lo que me resulta interesante plasmar ambos puntos de vista en lo que a la ejecución de un proyecto se refiere.

        Es cierto que al igual que el gestor de proyectos lidia con varios traductores a la vez, el traductor hace lo mismo con varios gestores de proyectos (de la misma o de diferente empresa) pero me atrevo a decir que nosotros los traductores somos los que nos preocupamos más (o deberíamos) por mantener la relación con los gestores con el objetivo de que cuenten con nosotros.

        El tema de las preguntas, como bien dices, va unido a conocer a tu gestor de proyectos. Yo siempre empiezo con una pregunta: «¿Prefieres que te vaya enviando las dudas según vayan surgiendo o una lista unos días antes de la entrega?». Siempre me contestan que pregunte todo lo que necesite cuando lo necesite y que si le mando varias preguntas a la vez mucho mejor. Lo que considero importante es no entregar todas las dudas con el plazo tan justo que no te de tiempo a modificar tu traducción antes de la fecha de entrega del proyecto. Es cierto que a veces, algunos gestores, pasan olímpicamente tanto de la relación con los traductores como del proyecto en sí. ¡Qué le vamos a hacer! Contra la falta de vocación y de profesionalidad no hay medicina.

        A mí me gustan las cosas claras y tener una relación estrecha y de confianza con los traductores con los que trabajo. Prefiero que sean pesados a pasotas. Como dices, depende de cada persona.

        Me encantó tu artículo, de hecho haré referencia a él en la siguiente entrada. ¡Estoy en ello! 😀

        Un saludo,

        Elena

        • Devadip Translator

          Y de nuevo, de acuerdo.

          Una muy buena pregunta para empezar, sí.

          Todo gestor debería preferir que el traductor se preocupe y sea pesado, por así llamarlo. Debe pensar que cuanta más calidad, más contento estará el cliente y más posibilidades tendrá ese gestor de salvar su trabajo. 😀 Si es práctico o pragmático, claro.

          Y, en general, los gestores deberían aprovechar que no tienes al traductor ahí al lado. Insisto en que para mí es uno de los mayores beneficios. No tener que estar con 20 personas en una misma oficina. Ahorras tiranteces y, sobre todo, trabajas más o menos a tu ritmo. Así que ¿qué más dan 3-4 preguntas que te haga un traductor? Solo tienes que pasar correos de un lado a otro y listo (más o menos).

          Estoy de acuerdo con que una relación cercana mejorará la calidad del trabajo, sin duda.

          Gracias por los comentarios sobre la entrada de los clientes directos. Un honor si me mencionas en tu próx.

          Otra vez, hasta la próxima.

          Saludos,
          Devadip -> @TraductorJur

          • 20 personas en una misma oficina y un solo gestor tiene que ser… salvaje, salvaje. xD

            Gracias, otra vez, Devadip.

            Elena

  • ¡Hola!

    Muchas gracias por comentar esta entrada. Me alegra que te haya resultado interesante. 😀

    Por supuesto, estoy trabajando en la siguiente y a ver qué os parece. Gracias también por la sugerencia, lo tengo en cuenta.

    Un saludo,
    Elena Fernández

  • maggie

    estará plenamente seguro que cuando lo aceptes >> estará plenamente seguro DE que cuando lo aceptes

  • pmstrad

    Una entrada realmente fantástica, Elena. Creo que nos llevaríamos bien trabajando juntos. 😛 Yo siempre intento responder rápido a los clientes, incluso aunque sea decir “vale, cuenta conmigo, luego me pongo” desde el móvil. Al haber trabajado en varias empresas en plantilla y saber que otro de tu oficina está esperando tu respuesta, sé la importancia que tiene una respuesta rápida. Alguien podría decir que eso es improductivo porque interrumpe tu trabajo, pero si sabes que los correos que te entran suelen ser de trabajo porque lo tienes bien organizado (¡gracias por la mención a una de mis últimas entradas!), contestar correos no debería ser algo improductivo.

    Y lo mismo para los puntos de ofrecer soluciones si no estás disponible y colaborar en el proyecto: creo que muchos clientes repiten precisamente por eso, porque demuestras mucho interés en ellos. 🙂

    Un saludo,

    Pablo

    • ¡Gracias, Pablo!

      Como decía Devadip, si has trabajado dentro de una empresa/agencia sabes a qué me refiero. Hay que pensar en el PM como si fueras tú: ¿cómo te gustaría que fuera la relación con los traductores con los que trabajas? Y, por supuesto, viceversa: ¿cómo te gustaría que trabajaran contigo los gestores de proyectos?. Si la relación entre traductor-gestor de proyectos es vaga o superficial nunca se conseguirán los mismos resultados que si no lo fuera. ¿Verdad?
      🙂

      Elena

  • Elena

    Buenos días:
    Yo también me llamo Elena (bonito nombre, verdad???) y también soy gestora de proyectos así como traductora. Llevo 7 años trabajando en una Agencia de Traducción y, la verdad, suscribo todo lo que dices. Muchas veces el traductor nos considera a los PM sus enemigos o, cuando menos, la persona a la que hay que engañarle en cuanto a plazos y demás (aquello tan manido de “ok, Elena, tendrás la traducción el lunes” y llega el lunes y después de perseguirlo cual poli malo, te dice “es que se me estropeó el ordenador”, con lo que te cabreas doblemente porque no entiendes que no te lo haya comunicado antes y el cliente llamándote cada cinco minutos con el consiguiente cabreo por no tener su traducción en el plazo establecido. Esta parte no la ven los traductores porque, obviamente, no la “sufren”. Estoy generalizando y no me gusta porque, de verdad, hay profesionales MARAVILLOSOS que te hacen la vida mucho mucho más fácil y a los que clonarías porque son buenos traduciendo, rápidos y cumplidores. Te avisan, te dicen los errores del original, corrigen incluso fallos de expresión en el idioma de origen y te lo hacen notar, en fin, una maravilla!! En definitiva, siempre les digo a los traductores habituales que estamos en el mismo barco y que toda la información que me puedan facilitar va en beneficio del proyecto y de la satisfacción del cliente que es, en definitiva, a quien nos debemos TODOS, traductores y nosotros.

    • ¡Hola, tocaya! 😀

      Tienes mucha razón, la verdad. Estamos en el mismo barco y no podemos ponernos anclas los unos a los otros. Clonaría a muchos traductores con los que trabajo, te lo aseguro.

      Por anécdotas podemos escribir un libro, tanto PM’s como traductores, de nuestra relación. ¿A que sí? No estaría nada mal.

      Elena

      • Elena

        Pues sí, jajajajaja. Anécdotas, haberlas haylas!!! pero supongo que como en cualquier otra profesión. Lo bueno es que tenemos un denominador común: nos apasiona traducir y el reto que conlleva!

  • Irene

    Hola, me encanta esta entrada y estoy muy de acuerdo con lo de contestar lo más rápido posible. Pero, me preguntaba, ¿cómo se apaña la gente que trabaja con agencias de otros países y zonas horarias, por ejemplo de Estados Unidos? Está claro que el traductor no puede estar disponible durante las horas de oficina del gestor y viceversa. ¿Descartan las agencias a estos traductores lejanos? Porque sí he oído de gente que trabaja para Estados Unidos particularmente. No sé si tú sabes algo de esto, solo me ha entrado la duda. 😉

    • ¡Hola, Irene!

      Yo trabajo con muchísimos traductores de otros países y por lo tanto, franjas horarias.
      Como gestora de proyectos lo tengo en cuenta siempre y se cuándo me pueden contestar (cuándo es su horario comercial, digamos) y espero su respuesta dentro de ese horario lo antes posible. Esto lo tengo en cuenta de igual forma con los clientes a los que informo de la situación para que entiendan que podemos tardar más o menos dependiendo del idioma.
      No es ningún problema y en absoluto se descarta a un buen traductor por diferencias en la franja horaria. Al menos, en nuestro caso. A ver si algún otro gestor puede darnos su opinión.

      Muchas gracias por pasarte por mi blog y comentar. 🙂

      elena

      • Irene

        Gracias por tu respuesta, me alegro de saberlo. Tengo ideas de proyectos con clientes lejanos y esto de la diferencia horaria siempre me ha parecido complicado. Solo espero que sepan reconocer lo que es bueno aunque no vivan en la misma franja horaria (modestia aparte, jeje).

        • Avisa siempre al gestor de tu franja horaria y calcula las entregas teniendo en cuenta la suya. 🙂

  • Paloma

    ¡Hola, Elena!

    Gracias por tu blog, te leo desde hace un par de entradas, y me parece todo muy útil: entras directa a mi Feedly. 😉

    • Gracias, Paloma, por tu comentario. Espero que las próximas entradas también te resulten interesantes. ¡Un abrazo!

  • Jesús

    Muy bueno y completo, Elena, no puedo añadir ni quitar nada.

    Saludos.

    … Jesús Prieto …

    • ¡Gracias, Jesús! Si se te ocurre algo en cualquier momento me dices y lo actualizamos. 😀

  • Pingback: Lo que valora un traductor de un gestor de proyectos()

  • Pingback: El mejor feedback para un traductor: que te vuelvan a llamar()

  • Pingback: Lo que valora un gestor de proyectos de un trad...()

  • Como el resto de tus artículos Elena: claro y útil. Muchas gracias.

  • Pingback: Cada maestrillo… Consejos para el traductor autónomo (III) | En la luna de Babel()

  • Estimada Elena: Gracias por este artículo y los otros. Hace algún tiempo estoy reuniendo distintas “quejas” de traductores sobre las prácticas de algunos clientes y que no contribuyen al buen desarrollo de nuestro trabajo y perjudican la traducción en general. Cuando lo tenga armado pondré un vínculo a tu artículo ya que me parece valioso tanto para clientes directos como para agencias. http://www.sinclavos.cl/Malas-practicas-en-traduccion.php