SÍGUEME EN LAS REDES SOCIALES:

Traductor, ¿por qué no haces marketing online?

Por qué no haces marketing online

Cuando pregunto a compañeros o amigos traductores: «Oye, ¿y tú por qué no haces marketing online? ¿Por qué no tienes web y esas cosas?», muchas veces escucho en este orden de frecuencia:

  • «Yo es que no tengo tiempo»
  • «Yo es que ya tengo mis clientes y con mis tarjetas voy sobrado»
  • «Yo es que no sirvo para venderme»
  • «Yo es que no me llevo bien con las tecnologías»
  • «Yo es que paso de las modas y todo esto de Internet»
  • «Yo tengo un blog y no lo visita nadie así que me he desilusionado»
  • Etcétera

En respuesta a estas afirmaciones siempre digo lo mismo:

No tienes tiempo porque no te organizas, si realmente deseas hacer algo el tiempo no es un obstáculo sino una herramienta. Lo difícil es coger el toro por los cuernos y salir de nuestra zona de confort, esa en la que estamos tan cómodos cada día para enfrentarnos a lo que nos exige el mercado y a lo que nos piden nuestros clientes.

Aunque ya tengas tus clientes no debes acomodarte porque el mercado es inestable y de un día para otro la vida da un giro de 180° y te quedas sin muchas cosas de las que habías conseguido. Además, el marketing no solo sirve para conseguir clientes, sino también para fidelizarlos.

Si crees que no sirves para venderte es que no has desarrollado antes tu marca personal o que, simplemente, tienes miedo a las consecuencias de venderte. Definir tu marca personal es una tarea básica antes de lanzarte a por todas porque será mucho más fácil si sabes qué quieres transmitir. Es difícil aceptar que podemos ser criticados por los demás en público. Pero sin error no hay éxito, y sin humildad no hay reconocimiento. Es hora de dar la vuelta a la tortilla y aprovechar las ventajas positivas que nos proporciona abrirnos al mundo y recibir una valoración por parte de nuestros clientes, compañeros y, sí… de nuestros enemigos. 😉

Si no te llevas bien con las tecnologías esfuérzate como lo hiciste la primera vez que te compraste un ordenador o la primera vez que abriste un programa TAO y creaste una memoria de traducción. ¡Oye! Si manejas Trados puedes manejar cualquier cosa. 😀

Todo tiene fecha de caducidad, hasta un cartón de leche, y por eso no dejas de comprarlo y bebértelo antes de que caduque. Viajar contra corriente tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Ahora es esto, mañana será otra cosa, pero te faltará la base que tienen muchas otras personas que sí han apostado por ello antes que tú. Lo ideal es hacer cada cosa a su debido tiempo.

Si te esfuerzas por «estar en Internet» y no obtienes resultados, algo estás haciendo mal. Seguramente estás trabajando sin objetivos y estrategias definidas. Crear un blog y esperar resultados inmediatos es lo más común, pero no es la realidad y de ahí vienen muchas desilusiones. Cualquier acción de marketing requiere planificación y objetivos estratégicos. Lo iremos viendo.

Porque esto es como todo: hay que ponerse. Si quieres empezar a crear una marca personal en Internet o replantear tus acciones de marketing online… ¡este es tu sitio!

Y tú, ¿crees que el marketing online es una moda pasajera? ¡Deja tus comentarios!

Traductor, ¿por qué no haces marketing online?

By Elena Fernández Visit author's website

Traductora, empresaria y emprendedora. Este blog es mi ventana al mundo y espero que la ventana para aquellos que deseen emprender y mantenerse en el sector de la traducción y la interpretación por cuenta propia.
  • Yo no sé si el marketing online será una moda pasajera, pero de serlo, pienso que es la moda actual, la que impera en este momento, y por lo tanto deberíamos sumarnos a ella, cada cual atendiendo a sus necesidades.

    Como señalas en la entrada «Todo tiene fecha de caducidad (…)» y «Lo ideal es hacer cada cosa a su debido tiempo», por lo que considero que debemos desarrollar estrategias de marketing online, compaginándolo con el marketing tradicional y el networking para dar un impulso a nuestra carrera profesional.

    Tener buenas aptitudes profesionales es esencial, pero si no sabemos cómo mostrar esas aptitudes a nuestros futuros clientes podemos estar perdiendo muchas oportunidades. Para mí es otra parte del trabajo y por eso merece que lo trate desde una perspectiva profesional.

    Sin duda, este blog resulta de gran ayuda a quienes empezamos y estamos algo perdidos en cuestiones de promoción y mercadeo, por lo que ¡muchas gracias por la iniciativa!

    Inés

    • ¡Hola, Inés!
      Muchas gracias por tu comentario. Por lo que a mí respecta, el marketing (tanto online como offline) me ha dado muy buenos resultados y es por eso que quiero animar a quien aún no lo esté teniendo en cuenta, a que lo haga.
      ¡Gracias!
      Elena

  • Andrea

    ¡Hola Elena!

    En respuesta a la pregunta que planteas, no creo que el marketing en Internet sea una moda pasajera. Internet es el futuro y, en un mundo cada vez más globalizado y conectado, necesitamos tener presencia en la red de redes si queremos conseguir hacernos un huequito en esto de la traducción.

    Entiendo que los traductores de la vieja escuela y los que accedieron a la profesión en la era analógica puedan ser un poco reacios a lanzarse a Internet y, la verdad, incluso podría estar de acuerdo con la idea de que no lo necesitan. Pero para los traductores más jóvenes y los que empiezan ahora (como es mi caso) no valen las excusas: tienes que estar en Internet sí o sí.

    Enhorabuena por la página y el blog. Estoy deseando seguir leyendo tus entradas 🙂

    Saludos,

    Andrea

    • ¡Hola, Andrea!
      Tienes razón en el apunte sobre los traductores de la vieja escuela… no obstante, nunca es tarde si la dicha es buena. ¿No?
      Gracias por comentar. 🙂
      Elena

  • ¡Me ha gustado mucho! En pocas palabras has resumido lo que muchos pensamos y lo que querríamos decirles a aquellos que ponen las excusas que mencionas. La más famosa, la de “no tengo tiempo” es por desgracia un escudo infranqueable del tipo “no te atrevas a sugerir que sí podría tener tiempo si quisiera, no sabes lo liado que estoy”. Una pena, porque no deja de ser cerrarse puertas, si no laborales, al menos “nuevas puertas”, que no es poco.

    Hay mil factores que pueden influir para no querer hacer marketing, y la de dudar de la eficacia de Internet es una de las más comunes. He escuchado decir a gente de mi edad que “ya no sé qué más hacer para encontrar trabajo”, pero ante la idea de abrirse un perfil profesional o “algo” que haga que aparezca una referencia tuya seria en Internet, se cierran en banda.

    En fin, opciones hay, otra cosa es estar abierto, como siempre.

    ¡Saludos!

    • Eso es, Merche. Hay muchos miedos, aunque no lo parezca. Internet no come… devora. Y tenemos que estar dispuestos a que nos devoren por una buena causa: ser más visibles y que nos encuentren nuestros clientes, que de esto vivimos.

  • Desde luego, hoy en día no hay nada como el marketing online. Lo del “no tengo tiempo” es muy típico, pero cada uno establece sus prioridades… Incluso cuando te va la cosa bien es preciso seguir invirtiendo en marketing online, porque ya se sabe que subir a la cima lleva tiempo, pero caer de ella es tremendamente rápido. Solo si hemos ido sembrando poco a poco a la par que avanzábamos podremos volver a nuestro sitio sin agobiarnos demasiado.

    Un saludo,

    Pablo

    • «Solo si hemos ido sembrando poco a poco a la par que avanzábamos podremos volver a nuestro sitio sin agobiarnos demasiado». ¡Me encanta, Pablo!
      Gracias 😉
      Elena

  • ¡Hola!

    Contestando a tu pregunta, no creo que el marketing
    online sea una moda pasajera. Más bien, para mí, significa adaptar el marketing
    a un modelo de comunicación, de relaciones, de trabajo que yo ya no diría que
    es nuevo. Trabajamos online, nos comunicamos y relacionamos online, buscamos
    información online…

    ¿Por qué, entonces, esta reticencia a hacer
    campañas de marca personal online? Para mí, el principal problema es no saber
    qué hacer. Yo estoy ahora mismo empezando en el mundo de la traducción y no sé
    bien bien cómo hacer una campaña de marketing. Desconozco el mundo, qué se
    tiene que hacer, como planificarme. Eso da miedo, sales de tu zona de confort,
    te preguntas si vas a conseguir algo o simplemente será una pérdida de tiempo y
    dinero.

    Por eso te agradezco este blog. Me va a ir de
    perlas para clarificar ideas, para prepara mi plan de marketing personal y
    para, espero, poder empezar a trabajar como traductora autónoma.

    ¡Muchas gracias y un saludo!

    Neus

    • ¡Gracias por tu comentario, Neus! Lo primero es que definas tus objetivos. ¿Qué quieres conseguir? No pueden ser generales, focaliza todo lo que puedas… Lo iremos viendo poco a poco y espero que te sirva. 🙂
      Saludos,
      Elena

  • ¡Ja, ja! Gracias María. 😀

  • Pingback: 10 consejos de marketing online para traductores | Por Pablo Muñoz()

  • Bàrbara

    Holas!
    Soy estudiante de Traducción e Interpretación me encanta tu enfoque de la visibilidad de nuestra profesión y la atención que debemos ponerle a nuestra red de contactos profesionales (por que yo no quiero ser de las que espera a que suceda un milagro). Estoy encantada de la vida con tus puntos de vista y tu trabajo.

    • Muchas gracias por tus comentarios, Bárbara. 🙂 Lo único imposible es aquello que no se intenta. Un abrazo.